¿Qué tan fácil es decir Te Amo?

Hace unos años, cuando apenas empezaba a tener citas, alguien me dijo que amar es una decisión, yo realmente no podía entender eso que me estaban diciendo, para mí amar a alguien era más un sentimiento, algo bonito que se siente entre el corazón y el estómago, una emoción que no me cabía en el pecho cada vez que salía o regresaba de una cita, un deseo y una ansiedad por compartir tiempo con esa persona, algo que realmente no sabía como explicar, pero tenía claro que era un sentimiento.


Yo no podía decidir amar a alguien aunque esa persona fuera increíble conmigo, aunque me llenara de detalles, me invitara a salir, fuera súper caballeroso y escuchara con atención todo lo que yo tenía que decir, si a mi no me gustaba, no había forma de que yo decidiera amarlo, aunque el fuera todo lo que yo quería.


A mis veinte años yo estaba equivocada y amar si es una decisión, pero no de la forma en la que lo veía, si no, de la forma en la que lo vivo ahora.


Antes de decidir amar a alguien, primero me enamoré, primero me derretí con sus palabras y con el toque de sus manos, primero lo besé y sentí el calor de su cuerpo, antes de decidir amar a alguien, primero tuvimos muchas citas, muchas salidas al cine, a comer, a bailar, hablamos durante muchas horas y nos hicimos amigos, pero esa es la parte bonita, la decisión comenzó cuando conocí sus defectos, sus costumbres diferentes a las mías, las cosas que no me encantaban, su manera de reaccionar ante las diferencias de opiniones y la forma en la que discutíamos.


Estaba conociendo esa parte que no se presenta al principio de la relación y que va quitando un poco al Príncipe Encantador y lo va convirtiendo en ser humano. Pero también estaba conociendo a la mujer enamorada, que sin darse cuenta había decidido comenzar a amar.


Y ¿qué es amar? Para mí amar es conocer a el lado bonito y el lado no tan bonito, las cosas buenas y las cosas no tan buenas, sus errores y sus defectos. Amar es no buscar a nadie mas cuando estamos enojados, no ver con deseo a otra persona, no coquetear con alguien más, no ofendernos con palabras crueles, no gritarnos. Amar es apoyarnos en los momentos difíciles, amar es luchar juntos por un mismo objetivo, amar es tomarnos de las manos sintiendo que lo que nos une es más fuerte que un sentimiento, amar es demostrarle mi amor de la forma en la que él lo necesita, amar es estar juntos en las buenas y en las malas, amar es respetarlo a él, respetarme a mí y respetar nuestra relación.


Y es ahí cuando entiendo lo que quiere decir esta frase que por muchos años no entendí.


Decidir amar a alguien es diferente a solo sentir que se ama, por que es la decisión que tomo todos los días, no importa si son días buenos o malos, todos los días decido amar a la persona que elegí como mi compañero de vida, sabiendo y estando segura de que él también decide amarme con todos mis defectos, mis errores, mi forma de ser, mis momentos difíciles y todas las características buenas o malas que me hacen ser la persona que soy.


Amar es una decisión de cada uno por separado, pero al mismo tiempo es una decisión de pareja, donde juntos decidimos amarnos dando y recibiendo la misma cantidad de amor, comprensión y apoyo ante todas las situaciones que la vida nos ponga en el camino.


Amarnos es la decisión que tomamos todos los días


38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo