PASO 4: Hacé un Presupuesto y aprendé a controlar tu dinero

4 Pasos para Mejorar tus Finanzas Personales en época de Coronavirus. Espero hayás logrado hacer cada uno de los ejercicios anteriores, y que hoy estés lista para poner en marcha un cambio de vida.


Si te perdiste los pasos 1, 2 y 3 o querés repasarlos, acá te dejo los links. Lo trabajado en cada paso es importante para llegar a esta última parte con buenas bases y con la mitad del trabajo hecho.


Paso 1: https://bit.ly/3bd6J2m

Paso 2: https://bit.ly/2xOUlrD

Paso 3: https://bit.ly/3cqeovA


PASO 4. HACÉ UN PRESUPUESTO MENSUAL


Hacer un presupuesto mensual te ayudará a distribuir mejor tus ingresos, además también te ayudará a controlar el dinero y no que el dinero que te controle a vos.


Es importante que tu presupuesto esté en constante evolución, adaptándose a tu estilo de vida y metas.


Acá te mostraré la plantilla de presupuesto que yo utilizo para las finanzas de mi hogar, sin embargo le he incluido algunas categorías que en mi caso no aplican, pero lo hago para que lo tomés como ejemplo y podás adaptarlo para cubrir todos los aspectos económicos de tu vida. Todos los números son ficticios pero los pongo para que podás darte una idea de como hacer el tuyo.


Como base para armar el presupuesto debés anotar tus ingresos mensuales. Si tenés alguna duda o querés repasar este concepto, podés revisar el Paso 2 (Plan Mensual para Controlar los Gastos).



Una vez tengás esto, comenzá a llenar cada una de las categorías del presupuesto:


1. Gastos de vivienda


Acá vas a incluir todos los gastos que pagás mes a mes, algunos son fijos y otros variables (esto lo podés repasar en el paso número 2), lo importante es que incluyás todo. No tenés que hacerlo de memoria, podés esperar a que llegue el recibo de los servicios públicos y anotar el monto. Sin embargo si mas o menos sabés lo que te llega regularmente lo podés anotar para ir dándole forma a tu presupuesto.


Si tenés una línea de teléfono prepago podés asignar un monto para todo el mes. En tu mente se quedará la idea de que tenés una cantidad de dinero permitido para gastar, por lo que serás más cautelosa a la hora de hacer llamadas o utilizar tus datos. Y si a medio mes no te alcanza el saldo y tenés que recargar, podés ajustar el presupuesto, tomar el dinero de otra categoría y mantener siempre un balance en tu billetera. Al mes siguiente podés aumentar el monto para cubrir el mes completo o tratar de limitarte al presupuesto que vos misma estás estableciendo.


Lo mismo podés hacer con los gastos variables de los servicios públicos. Si normalmente gastás ¢10.000 colones de recibo de luz o agua, y este mes te llegó ¢15.000, podés hacer memoria y tratar de revisar qué es lo que estás haciendo, que incrementó el consumo. En época de coronavirus el hecho de que todos estemos en casa puede producir un incremento en todos los servicios públicos, especialmente a los que se han puesto muy cocineros.


2. Comida


En esta categoría vas a asignar un monto para gastar al mes en compras de supermercado (enlatados, carnes, vegetales, granos, pastas, etc). Te recomiendo hacer una lista de lo que necesitás comprar y llevarla el día que vayás al supermercado, eso te ayudará montones a comprar solo lo necesario y decidir que es un gusto y qué una necesidad. Además súper importante utilizar la calculadora, yo se que parece de “señoras” pero la verdad es súper útil para no pasarnos de nuestro presupuesto, porque llenar el carrito es muy fácil, lo difícil es pagar todo eso.


Podés ir una vez al mes o muchas veces al supermercado, pero tené siempre en mente el presupuesto que asignaste y distribuilo de la mejor manera durante los 30 días.


En el presupuesto de supermercado, yo siempre incluyo las compras de productos de limpieza (lavaplatos, desinfectante, jabón para ropa, esponjas, otros), cuidado personal (shampoo, jabón de baño, papel higiénico, toallas sanitarias, etc) y hasta el alimento para el perro (cuando tenía perrito) o sea, en general todo lo que se puede conseguir en un supermercado grande como Walmart. Este tipo de compras no se hacen mes a mes y normalmente son productos de mayor precio, pero si sos ordenada con tus compras, podés mantener todos los meses el mismo presupuesto para el supermercado y ajustarlo cuando necesités hacer una compra extraordinaria.


Y en la categoría de comida, a mí me gusta incluir los gastos de panadería y de la feria, ya que son otro tipo de comercio donde si se nos va la mano, podemos terminar gastando más de la cuenta.


3. Transporte


La categoría de transporte puede parecer un poco incierta pero si viajás en transporte público, sumá todos los pasajes de bus o tren que normalmente tomás para ir a trabajar, lo dividís entre 2 para sacar el monto que tenés que separar por quincena y listo, ya tenés la plata para ir y venir al trabajo.


También podés crear un presupuesto para Uber, para que no gastés más de la cuenta cuando llueve, estás cansada, tenés pereza o cualquier otra razón para usar Uber, ese presupuesto si querés podés usarlo para salir en la noche o para una emergencia.


Y en el caso de la gasolina, normalmente sabés con cuánto se llena el tanque y cuanto te dura, así que separá ese dinero y procurá no gastar de más, y si lo hacés, anotalo para que llevés el control y el próximo mes pongás un presupuesto más alineado a tu realidad.


En esta categoría podés incluir mantenimiento de vehículos, riteve y renovación de licencia, este tipo de gastos normalmente se dan una vez al año, pero cuando hay que hacerlo no tenemos el dinero y toca sacarlo de la quincena, desajustando el presupuesto. Y normalmente arreglar el carro, la moto, pagar el dictamen médico u otro siempre es bastante dinero, por lo que ahorrar una cantidad pequeña de plata mes a mes y tenerla guardada te puede ayudar mucho cuando llegue el momento de necesitarlo.



4 y 5. Seguros / Deudas


En la categoría de seguros vas a colocar si pagás algún seguro médico, del carro o algún otro. Normalmente cuando se tiene un préstamo bancario, dentro de la cuota mensual ya está incluido el monto del seguro, igual sucede con las tarjetas de crédito, así que ese tipo de seguros NO los vas a incluir en esta categoría.


Y en la categoría de deudas, utilizá los datos que trabajaste en los pasos número 1 (Estado Financiero) y número 3 (Plan de Pago de Deudas). Así que, en lugar de anotar los 20 millones que le debés al banco y que es imposible (por lo menos para mí) pagar eso en un mes, lo que debés hacer es anotar la cuota mensual . Y si trabajaste en el paso 3 el Plan de Pago de Deudas, anotá el monto y el acreedor al que decidiste empezar a pagarle este mes.


La idea de esto es jugar con los números, para ver hasta dónde podés estirar los ingresos y cubrir todas tus necesidades (ojo, necesidad no es lo mismo que lujo o gustitos)



6 y 7. Entretenimiento y Recreación / Ropa


Es sano que tengás espacios de entretenimiento y recreación, ojalá de forma mensual, sin embargo muchas veces no podés porque tenés otras prioridades y ese tipo de gastos los tenés que dejar para después.


Es por eso que la idea principal de incluir esta categoría en el presupuesto es separar un dinero para que libremente y sin remordimientos, te gastés la plata en comidas fuera de casa, paseos cortos, picnics familiares en La Sabana, cine, salidas nocturnas o cualquier otra cosa que te haga feliz fuera de casa. Obvio, en época de coronavirus nada de esto podemos hacer, sin embargo poco a poco el país irá volviendo a la normalidad y cuando esto pase debés estar preparada para salir con presupuesto en mano.


En la categoría de ropa, hay mujeres de todo tipo. A mi parecer están las que todos los meses se compran algo, las que nunca compran nada, y las que compran pensando que aprovecharon una gran oferta.


No importa que tipo de mujer seas vos, lo que realmente importa es que si estás haciendo este presupuesto tratés de respetarlo al máximo. Así que, asigná una cantidad de dinero al mes y no gastés más que eso. Y si gastás más, tendrás que restarle dinero a alguna otra categoría para ajustar el presupuesto.


No veas esta categoría como un castigo, sino más bien como una oportunidad de ponerte límites a vos misma.


Si tu meta es salir del país, comprar casa propia, tener un carro o algo más que necesite una mayor cantidad de dinero, dejá de comprar ropa, zapatos, maquillaje o cualquier otra cosa, que a las mujeres nos encanta comprar y ahorrá esa plata pensando en alcanzar esa meta.




8 y 9. Ahorros / Gastos Varios


A algunas personas ahorrar se les da facilito, a mí me cuesta un mundo y es por eso, que si quiero ahorrar debo hacerlo “obligado”. Por lo que me ayudo de los ahorros automáticos, aunque para programarlos me enfrento al mundo entero y duro una eternidad haciendolo, sin embargo apenas empiezo a ver que la platita va aumentando debo aceptar que siento felicidad.


Según los expertos todos deberíamos tener ahorrado el monto de 3 a 6 meses de gastos mensuales por si sucede alguna situación de crisis (como el coronavirus). Este monto te podrá permitir aguantar mientras la situación mejora. Esto es lo que se llama “ahorro colchón”.


Ejemplo: si vos en un mes necesitás para vivir ¢700.000 para salir con todo, debés ahorrar ¢2.100.000 para tener tus gastos cubiertos para 3 meses. Yo se que si te ponés a hacer números, el panorama se puede ver muy lejano, pero realmente no es imposible, para logarlo tené en mente siempre que los ahorros son dinero guardado para momentos difíciles, como el que estamos viviendo justo ahora.


Igual, si en este momento no tenés ingresos o te los rebajaron, pero si de algún lugar te entran ¢100.000 o X cantidad de dinero, ya sea que te los ganaste o alguien te ayudó, tratá de ahorrar por lo menos el 10% de ese monto. Creeme, si tenés ¢100.000 podés salir adelante con ¢90.000 y esos ¢10.000 guardarlos para más adelante.


Lo bueno de los ahorros es que de poquito en poquito, cada vez el monto se va haciendo más robusto.


Ahorro de marchamo: en diciembre todos andamos pensando en el marchamo y en pagarlo con el aguinaldo. Pero que bonito sería que al primero de diciembre ya tengás la platita. Así que agarrá el monto que pagas todos los años del marchamo (normalmente no varia mucho), dividilo entre 12 y listo, ahorrá esa cantidad por mes. Y si querés hacerlo más fácil, podés dividirlo entre 50 semanas (el año tiene 52).


Digamos que pagás ¢300.000 de marchamo, si lo dividís entre 50 semanas, el ahorro que tendrías que hacer por semana es de ¢6.000 y eso, fijo te lo gastás en comida rápida, ropa o hasta en Uber. Así que es cuestión de acomodarse y hacer números para darle forma a nuestro presupuesto.


Métodos hay muchos, así que animate, ponele nombre a tu ahorro y empezalo hoy mismo, recordá que todo suma.


Y en la categoría de gastos varios, podés incluir todo lo demás, inclusive podés asignar un presupuesto de dinero en efectivo que siempre es bueno andar en la billetera y gastártelo en lo que te de la gana, siempre y cuando todo lo demás esté cubierto y presupuestado.



10 y 11. Educación de los hijos o de nosotras mismas.


Para mí en la categoría de educación, tenés que ver la realidad de tus ingresos y de tus gastos. Te recomiendo pagarle a los chicos la educación que podés darle, sin disminuir su calidad de vida, su alimentación, su salud, su atención médica, sus tiempos de entretenimiento u otros. La idea es que alcance para todo y para todos.


Sé de algunos padres que pagan colegios que están fuera de su presupuesto, pensando obvio en el futuro de sus hijos, pero por otro lado viviendo súper limitados, con deudas y con presiones económicas que pueden alcanzar niveles muy estresantes. Así que mejor viví tranquila con lo que podés pagar.


De igual forma con tu propia educación, ya sea que estés terminando una carrera universitaria o estés pensando en llevar un curso que te hará crecer profesionalmente, tener más oportunidades de crecer en la empresa o de optar por mejores puestos de trabajo, ¡hacelo! Pero revisá siempre tu presupuesto, recortá dinero de donde tengás que hacerlo y ajustá lo necesario para fortalecer tu educación profesional, ya que si estás mejor preparada tendrás más oportunidades de generar ingresos más altos.



Y con estas dos últimas categorías podés terminar de armar tu presupuesto, recordá que podés eliminar o agregar información tanto como lo necesités.


Ahora vas a sumar todo y ver la realidad del ingreso que tenés versus tus gastos. Para esto te recomiendo hacerlo con fórmulas en una hoja de Excel para que sea mucho más ágil sumar y restar. Así que continuemos:


  • Sumá los totales de cada categoría.


  • Agarrá el monto total de tus ingresos y restá el monto total de todos tus gastos.



El Faltante o excedente puede quedar en cero, pero nunca en números negativos, por ejemplo: - ¢25.000, si eso llega a pasar debés ajustar tus gastos, porque quiere decir que estás gastando ¢25.000 que no tenés.


Si queda en cero no hay ningún problema, si ves, el presupuesto trata de cubrir todas las áreas financieras de la vida.


Normalmente el dinero siempre se gasta, pero es diferente que se gaste sin que sepás en qué se te fue la plata, a que seás consciente de hacia dónde estás dirigiendo tus ingresos.

Hacer un presupuesto no es un castigo ni tampoco debe ser tedioso o generarte dolores de cabeza, es cuestión de que te acomodés al dinero que tenés y vivás la vida que podés pagar. Porque normalmente nadie te regala nada.


Lo que yo si te puedo regalar a parte de mi conocimiento y experiencia, es una plantilla descargable de Excel para que llenés todos los campos necesarios y ya tengás las fórmulas hechas.


Espero de todo corazón que podás poner estos 4 pasos en práctica, sé que ahorita estamos en tiempos complicados donde muchos nos hemos visto muy afectados económicamente, sin embargo gracias a Dios tenemos un país bendecido donde los efectos han sido mínimos en comparación con el resto del mundo. Y eso, hará que poco a poco la economía vaya volviendo a la normalidad y qué mejor, que aprovechar esta época para poner en orden tus finanzas.


A veces. cuando más oscuro está el día es cuando podemos ver con mayor claridad lo realmente importante.


Hacé click en el siguiente enlace para descargar la plantilla de Excel totalmente GRATIS


4 pasos para mejorar tus finanzas en epo
Download • 21KB

Después de tocar el enlace anterior, revisá los archivos descargados en tu celular o computadora y encontrarás el archivo de Excel totalmente editable.


______

Si te ha gustado este blog, te sentiste identificada o crees que puede ayudarle a alguien más, no dudes en darle like y compartirlo.


Podés encontrarme en Facebook o Instagram como karlabolanosblog


Gracias por leerme y nos hablamos pronto.


Chaoooo

120 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo