¿Cómo superar el dolor de "Ser la otra"?

Hace unos meses me sorprendió ver un correo que me llegó a través de la página web del blog. El mensaje había sido escrito por una mujer cuya relación era con un hombre del trabajo que tenía novia.


Lo primero que sentí fue un agradecimiento gigante porque supuse que ella al leer mi blog de “Superar una ruptura amorosa y ser feliz” tuvo el valor de escribirle a una completa extraña para pedir un consejo, así que yo me di a la tarea de tomarme mi tiempo y contestarle de la manera más adecuada, sin juzgarla.


El día de hoy decidí compartir esta historia porque se que hay muchas mujeres que son “la otra” y tal vez esto sirva para reflexionar un poquito más, porque estoy segura que cuando se está en esta situación se reflexiona y se piensa todos los días al respecto..


Mensaje recibido el sábado 23 de marzo, 2019


Hola Karla, te cuento que salí por 4 meses con un compañero de trabajo y me enamoré como nunca. Si en solo 4 meses aún sabiendo que él tenía novia me jugué el chance de salir con él y esperar que la dejara, eso ha sido una de las decisiones más estúpidas que he tomado, salir con él. Hace 3 meses que se terminó todo pero, ha sido muy difícil para mí. Me he sentido lastimada en el orgullo de mujer, la dignidad, etc, hasta afecto mi autoestima, claro pensé que él me quería cómo decía y en un momento me dio esperanza de que iba a terminar. Quiero preguntarte algo que se que me ayudará, está mala decisión siento que no la voy a superar ya que aún lo quiero y estoy sola eso me hace sentir peor, no sé cómo superar esto a pesar de que no nos hablamos por mi decisión y lejanía, y para mí mal somos compañeros de trabajo.


Esta fue la respuesta que le envié a ella, pero que hoy comparto con todas las mujeres que están viviendo una situación similar.


Hola!


Desde el fondo de mi corazón agradezco tu confianza para contarme un tema tan personal y doloroso, muchas gracias por esta oportunidad.


Primero, quiero que sepás que te entiendo al 100%, porque yo he estado en esa misma situación no una ni dos veces, si no más veces. Lamentablemente me seguía equivocando, repitiendo el mismo patrón y buscando al mismo tipo de hombre. Duré algunos años en aprender la lección, a pesar de que todas las veces me dolía con mucha intensidad.


Así que de mis errores te escribo con el consejo más sincero.


No sé si al igual que yo, vos comenzaste teniendo una buena relación de compañeros, hablándose más seguido, almorzando juntos, yendo a lugares después del trabajo y al final una cosa llevó a la otra, hasta que se dio el primer beso y no hubo marcha atrás.


Estoy casi segura de que tu intensión nunca fue mala, ni buscabas herir a alguien, solo querías encontrar un amor bonito que correspondiera a todos tus sentimientos.


Aún así, como vos misma lo mencionás fue una mala decisión haber empezado algo con él, pero no importa que te hayás equivocado, lo realmente importante es que hoy no estás con él y por lo que entendí en tu mensaje esa fue tu decisión y si no fue tu decisión, aún así, que mantengás esa distancia entre ustedes es una decisión de una mujer valiente.


Pensá cómo te sentirías en una nueva relación dónde él hubiera dejado a su novia por vos, cómo confiarías en él sabiendo lo que él le hizo a otra mujer que dice amar. Creo que no podrías confiar al 100% y siempre sentirías ese temor de que él te haga lo mismo que le hizo a su novia actual.


Además, no podemos construir nuestra felicidad teniendo como base la infelicidad y el dolor de otra mujer, no importa como sea ella, o las cosas que él te haya contado sobre su relación, ninguna de nosotras deberíamos lastimarnos unas a otras, aún así lamentablemente es algo que la sociedad nos ha enseñado y nos cuesta cambiar. Nos herimos entre nosotras mismas, y quitarnos el novio unas a otras a veces es parte de ese proceso cruel que aprendimos, pero en el fondo sabemos que no es lo correcto.


Ahora que ya no estás con él y que estás pasando por un momento de dolor, sé la mejor versión de mujer que podás ser, dedicate tiempo a vos misma, a sanar esta herida, a construir una mujer, más fuerte, más valiente, más empoderada.


Sal con amigas, lee un libro, pintate las uñas, ve al salón de belleza, maquillate, usa tacones altos, haz lo que haga falta para sentirte mejor con vos misma.


Estás herida y necesitás cuidarte, necesitás chinearte y volver a recuperar la alegría, la dignidad y el amor propio.


Amate a vos misma, quiérete un poquito más, merecés más, merecés lo mejor que el mundo y un hombre pueda darte.


Vístete guapísima pero arreglate para vos misma, para que cuando salgás a la calle te sintás fuerte, segura, valiente, dueña de tu vida, de tus decisiones y de tu corazón.


Si hacés esto, él y todos los demás lo van a notar. Pero no te vayás a vestir o arreglar para él, con la esperanza de reconquistarlo, está bueno que él vea la mujer que se perdió, pero es mejor que él vea que no es digno de esa mujer tan fuerte en la que te vas a convertir, simplemente él no merece una mujer como vos.


Convertite en una mujer llena de poder, llena de fuerza, llena de coraje, se valiente y verás que él, los demás y vos misma se van a sorprender.


Cuando estés en el trabajo, lo veas y te duela el alma y el corazón, pensá que vos merecés un hombre que te ame con libertad, que te de la mano en cualquier lugar, que te robe un beso sin importar que alguien los vea, merecés una relación libre sin etiquetas feas como “la otra”, “la amante” o “la roba novios”, merecés un hombre que se sienta orgulloso de decir que es tu novio, un hombre que te valore por el ser humano que eres y por la mujer hermosa y grandiosa que estoy segura que sos, merecés una relación de verdad, no un amor escondido, que solo te da migajas los días que no tiene que marcar con otra, merecés un amor y un cuerpo sólo para vos, no uno de tiempo compartido.


Yo sé que cuando somos “la otra” a veces parece que no nos duele o no nos importa compartir, y que esos labios que nos besan, también besen a otra, pero la realidad es que en el fondo si nos duele y el problema más grande es que no sabemos lo que valemos, no sabemos lo que nos merecemos y por eso aceptamos migajas, mendigamos el amor y le ponemos precio a nuestra dignidad.


No te aferrés a este amor que no vale la pena, a este amor que no es real y que al final sos más inteligente vos que decidís poner un alto a esta situación, que la otra pobre novia que no sabe el hombre que tiene a la par, un hombre que no la respeta, no la valora y no la ama y en el peor de los casos puede que si lo sepa, pero no quiere ver la realidad.


No te convirtás en esa mujer triste y engañada, el simple hecho de alejarse y buscar consejo te hace mucho mejor que eso.


Soltá lo que no tenés, lo que no era tuyo, y quedate con la mejor versión de vos misma que podés construir. Vas a ver como con el pasar del tiempo verás que esto fue solo una herida que aprendiste a sanar y te convirtió en una mujer más fuerte. No cometás mis mismos errores, no caigás una y otra vez en lo mismo, porque todas las veces saldrás perdiendo, no solo al hombre si a vos misma.


Por último quiero decirte que si crees en Dios, a veces aunque nos equivocamos ÉL nos ama tanto que nos quita del camino lo que literalmente nos estorba y no nos conviene.


Vas a ver que va a llegar ese hombre que si te va a amar y que vas a ser la prioridad número uno en su vida, antes que cualquier otra cosa. Y cuando ese hombre llegue recordá que el enamoramiento es una etapa que puede durar hasta dos o tres años y después de ahí, tanto el hombre como la mujer, decidimos amar a la otra persona, aceptando todos sus errores y las cosas no tan bonitas que ambos tenemos.


Y cuando ambos tomen esa decisión, el amor será más puro y los problemas de la vida diaria podrán ser vencidos porque ambos decidieron amarse sin importar lo que suceda.


Disculpa si el mensaje se hizo un poco largo, pero de verdad quiero con todo mi corazón que superés esta etapa y este dolor que probablemente te tenga llorando por las noches y aguantando las lágrimas por el día.


Esto es solo una pieza del rompecabezas que necesitás poner en su lugar para seguir armando ese hermoso paisaje que se llama vida.







Si te ha gustado este blog, te sentiste identificada o crees que puede ayudarle a alguna otra mujer, no dudes en darle like y compartirlo.


Podés encontrarme en Facebook o Instagram como karlabolanosblog


Gracias por leerme y nos hablamos pronto.


Chaoooo

616 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo